TÉCNICAS EMOCIONALES, EN LA FAMILIA.




TÉCNICAS PARA ESTIMULAR LA INTELIGENCIA EMOCIONAL EN LA FAMILIA.

 Queridas familias: Este año, los tutores junto a los coordinadores de convivencia, estamos llevando a cabo un programa para mejorar las habilidades sociales y la actitud de nuestros alumnos a partir de la inteligencia emocional. Nos gustaría poder contar con vuestra colaboración para trabajar el mundo de las emociones. ¿Que qué es emoción? El término emoción viene del latín emotio, que significa “movimiento o impulso,”, es decir, el impulso que induce a la acción. Las emociones son una respuesta de nuestro cuerpo a una situación, y nos sirven para adaptarnos al medio en el que vivimos y relacionarnos con él. Los niños pequeños son pura emoción y necesitan nuestra guía para comprenderlas y aprender a gestionarlas. Las emociones no son ni buenas ni malas, por eso, y porque vosotros, la familia, sois el primer referente social que tiene el niño y la primera escuela de aprendizaje emocional, os proponemos estas indicaciones para que juntos trabajemos en la misma línea.


¿CÓMO PODEMOS AYUDAR A NUESTROS NIÑOS? 
 • Escuchando sus necesidades sin juzgarles. Mostrando comprensión. • Conociendo las emociones básicas: Alegría, tristeza, miedo e ira. • Ayudándole a identificar y nombrar la emoción. • Validando la emoción: Aceptándola, sin negarla ni evitarla. 


 TÉCNICAS 
• Panel de emociones. • Cuentos. • Pintar. • Cantar y bailar • Jugar con ellos. • Reflexionando sobre el día.


 ANTES DE PERDER EL CONTROL 
 Es importante reconocer algunos síntomas para poder controlarlos: • Fisiológicos: Sudor, palpitaciones, sonrojo, respiración acelerada, temblores… • Conductuales: Elevación del tono, rapidez en el habla, mayor torpeza y gesticulación, tics… • Cognitivos: Bloqueos, olvidos, irascibilidad, baja autoestima, dificultad para razonar, para entender, para elaborar respuestas… Podéis parar estos síntomas desviando la atención a otro sitio o respirando lentamente.


Técnica del semáforo.

Luz roja: parar e identificar la emoción. Focalizar lo que está pasando, a nuestro alrededor.
Luz amarilla: Pensar, reflexionar, buscar soluciones...
Luz verde. actuar; expresar las emociones.

Respira lenta y profundamente; formula el problema, y dí, como te sientes.


Técnica de la tortuga.

** Reconoce las emociones.
** Piensa y para.
** Métete en tu caparazón, y respira.
** Sal de tu caparazón, y piensa una solución.

** ¿Como te sientes?.
** Responde: triste, enfadado, contento...
** ¿Podemos ayudarte?¿Como?.
** Ponemos nombre a la emoción.
** Buscamos solución.


PÉRDIDA DE CONTROL 
• Actividades que conllevan un gasto de energía: Cantar alto, bailar, saltar, correr (todo lo que sea mover brazos y piernas de una manera vigorosa). • Actividades que ayudan a calmar y relajar: Jugar con agua y arena, pintar mandalas, juegos de atención y concentración, juegos de control de respiración (hinchar un globo…), dar abrazos de contención, crear un sitio especial de descanso o meditación… Sé un ejemplo para tus hijos gestionando tus emociones de manera adecuada. Si te dejas llevar por la ira o la frustración, tu hijo hará lo mismo. Somos el espejo en el que se miran.


No hay comentarios:

Publicar un comentario